ANSIEDAD

12.10.2021

La ansiedad, es un mecanismo adaptativo natural que nos permite ponernos alerta ante sucesos comprometidos. En realidad, un cierto grado de ansiedad proporciona un componente adecuado de precaución en situaciones especialmente peligrosas. Una ansiedad moderada puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante.

En ocasiones, sin embargo, el sistema de respuesta a la ansiedad se ve desbordado y funciona incorrectamente. Más concretamente, la ansiedad es desproporcionada con la situación e incluso, a veces, se presenta en ausencia de cualquier peligro.

La persona se siente paralizada con un sentimiento de indefensión, llegando incluso a producir un deterioro del funcionamiento psicosocial y fisiológico. Cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o es tan intensa y duradera que interfiere con las actividades normales de la persona, entonces se la considera como un trastorno.

La ansiedad constituye un aspecto normal del estado emocional de los seres humanos. En ciertos niveles es adaptativa porque ayuda a la persona adaptarse a los cambios y responder de manera eficaz ante los peligros. En niveles moderados genera un mayor rendimiento.

La angustia es similar al miedo pero que, a diferencia de este, no obedece a un estímulo amenazante externo, sino que es vivida como procedente de la mente de la persona. La ansiedad está orientada hacia el futuro y no hacia amenazas presentes.

La ansiedad consiste en un sentimiento de tensión, aprehensión, nerviosismo y preocupación. Cuando se tiene ansiedad hay una activación del sistema nervioso simpático al igual que en el miedo y el estrés. La activación de la persona no va encaminada hacia la resolución como en el estrés y el miedo, ya que no se sabe que hay que resolver.

Su naturaleza es anticipatoria, y es una anticipación tensa y desagradable, ante una amenaza vaga e indefinida. Suele ser un estado generalizado y persistente. Genera en las personas una vigilancia mantenida y sensaciones corporales bastante incómodas.

Suele haber dificultades para identificar la causa. No tiene los límites claros acerca del inicio y el final.

Es una combinación difusa de emociones porque está asociada a cualquier estímulo. Es un fenómeno cognitivo y difuso por qué sé combinan la parte emocional, con los pensamientos y la conducta.

La persona se siente irritada y preocupada. Con una tendencia a interpretar los estímulos como amenazantes y su atención siempre se dirige hacia esos estímulos. La persona suele utilizar conductas de evitación ante cualquier cosa que le genere el malestar y la ansiedad.

La persona se focaliza hacia el mismo, sus pensamientos y sensaciones.

La ansiedad mantenida en el tiempo suele llevar a un deterioro psicosocial y a bajar el estado de salud, a largo plazo suele tener un impacto en el funcionamiento laboral.

Algo muy característico en las personas con ansiedad, es la sensación de pérdida de control tanto de todo lo que sucede a su alrededor cómo de ellos mismos.