CICLO MESTRUAL Y FASES DE LA LUNA

13.10.2022

Entender como funcionamos las mujeres según la fase del periodo menstrual en el que nos encontremos es una gran herramienta para conocernos y aprovechar mejor nuestra energía.

  • Fase de la Luna nueva (arquetipo de "La Bruja")

El ciclo comienza el primer día del sangrado, y suele durar de 3 a 5 días, es un momento de "muerte" y de introspección, se cierra un ciclo y comienza otro. Es un momento de liberación. Es donde conectamos con nuestra parte oscura, fría y receptiva, que muchas negamos.

Es muy aconsejable descansar, dormir y meditar.

Tenemos una capacidad especial para "ver" los problemas y sus soluciones, y para aceptar el pasado y rendirse al futuro.

Tenemos una mayor interacción con sus sueños, se siente parte de la naturaleza y percibe intuitivamente su configuración esencial.

Si tu ciclo es de Luna Blanca es porque coincide con la Luna Nueva, donde aumentan los niveles de acetilcolina, las emociones se vuelven más intensas y somos más proclives a buscar actividades grupales. Somos más receptivos a lo emocional, pero con la energía suficiente para iniciar nuevos proyectos, sembrar plantas, plantear nuevas ideas e intenciones para aprovechar la energía ascendente. sí es de Luna Roja, lo hace con la Luna Llena.

Ritual: es perfecto para rituales de descarga, cortar, finalizar, olvidar, purificar o proteger.

  • Fase de la luna creciente (arquetipo de la "La Virgen")

La fase del renacer, aquí el cuerpo de la mujer comienza a prepararse para gestar un nuevo óvulo. Es una etapa dinámica y radiante, es el momento en el que la mujer se libera de su ciclo procreativo y se centra solo en su propio ser.

Solemos sentir confianza en nosotras y necesidad de sociabilizar. La concentración y la ambición se vuelven más fuertes, por lo que es en esta etapa del ciclo donde la mujer puede centrarse más en su trabajo.

Tenemos un entusiasmo total. Por eso es ideal para empezar o dar impulso a cualquier proyecto, es un buen momento para dirigir tu enfoque a comenzar nuevos proyectos, planificar, proponer soluciones y organizar.

Si tu ciclo es de Luna Blanca, tu fase de la Virgen coincide con la Luna Creciente; si es de Luna Roja, lo hace con la Luna Menguante, influye en los niveles de dopamina, podemos sentirnos distraídas, con antojos y ganas de sentir placer, recompensa y excitación, así como con la necesidad de cercanía emocional.

Ritual: como es un momento de fecundidad, es perfecto para crear cosas nuevas y trabajar en nuestro bienestar.

  • Fase de la luna llena (arquetipo de "La Madre")

Comienza cerca de la ovulación, su energía estará más en consonancia con la abnegación y el cuidado de otros, ambos relacionados con la maternidad. Se reduce el interés por sí misma y, en cambio, muestra más necesidad de asumir responsabilidades y de "alimentar" proyectos e ideas que ya existen. Tiene la capacidad de asumir responsabilidades. Sus energías son tan potentes que tal vez descubra que atrae a los demás como si fuera un imán y que muchas personas acuden a ella en busca de ayuda y apoyo. Es un gran momento para fortalecer tus vínculos interpersonales y crear nuevos lazos.

Si tu ciclo es de Luna Blanca coincidirá con la Luna Llena, donde somos más sociables, radiantes, abiertas al mundo. Mientras que, si es de Luna Roja, lo hará con la Luna Nueva.

Ritual: es la fase con más influencia en la naturaleza porque está ligada a los nacimientos y se cree que es el mejor momento para los rituales de fertilidad.

  • Fase de la luna menguante (arquetipo de "La Hechicera")

En esta etapa, el óvulo ya ha sido liberado y no ha sido fecundado. Comienza en la mujer una necesidad de profundizar en el lado más interno de su ser. Esta es una etapa de gran creatividad, donde se puede aprovechar la energía que la mujer acumula cada mes para crear una nueva vida en su vientre, para hacer arte o explorar otros tipos de expresión creativa.

Suele disminuir su capacidad de concentración y su tolerancia ante lo mundano, pero crece su intuición y su capacidad para soñar.

Lo más probable es que a lo largo de estos días sientas mucha fatiga, hambre, te duela la cabeza y te sientas más irritable y/o ansiosa. En este punto ambos ciclos invitan a la autorreflexión, al análisis y al autocuidado.

Si tu ciclo es de Luna Blanca, coincide con la Luna Menguante, y se potencia tu capacidad de análisis y autocrítica. Mientras que si eres de Luna Roja lo haces cuando la Luna está Creciente.

Ritual: es perfecta para rituales de liberación, superación, para dejar de lado ataduras o viejos patrones.

Carolina Alvarez Patiño