LA RABIA

14.11.2021

Es una emoción que se expresa con el resentimiento, ira o irritabilidad. Es una reacción natural que tenemos las personas para ponernos en alerta ante determinadas situaciones que son consideradas como peligrosas. Pero puede ser una emoción negativa cuando se activa ante estímulos inocuos, provocando malestar y conductas desacertadas.

Los activadores de esta emoción:

  • Cualquier estimulo aversivo (física, sensorial o cognitivo)
  • Situaciones en las que se genera frustración porque tenemos que interrumpir una conducta que nos genera motivación
  • Situaciones en la que sentimos injusticias
  • Inmovilidad o restricción física o psicológica
  • Ante una agresión
  • Ante la imposición de límites físicos o psicológicos a nuestra conducta.

La ira produce una activación de nuestro organismo que nos prepara para "atacar", para volver a recuperar el control perdido de la situación.

Su función adaptativa es generar una movilización de energía para las reacciones de autodefensa o de ataque, nos permite la eliminación de los obstáculos que impiden la consecución de los objetivos deseados y que nos generan frustración. Nos hace conscientes de la molestia y nos da la energía y la fuerza para librarnos de ella. Nos ayuda a reafirmarnos, a poner límites a otros y a defender nuestro espacio. Incrementa la energía que necesitamos para lograr nuestras metas.

Fisiológicamente hay una elevada actividad neuronal y muscular, aumenta la frecuencia cardiaca, la tensión arterial y la producción de testosterona, disminuye el cortisol (la hormona del estrés), y el hemisferio izquierdo del cerebro se activa más. Afecta al sistema circulatorio. Por lo tanto deteriora nuestra salud debido al profundo estrés que genera. Disminuye la capacidad para procesar información y para ejercer control de la conducta.

Las manifestaciones de la rabia ascienden el Qi bruscamente por eso los síntomas en la parte alta del cuerpo (cabeza y el cuello),

La Ira contenida produce un estancamiento de Qi de Hígado y a largo plazo puede causar una depresión. Si contienes la ira debes aprender a expresarla.

Ira desatada genera exceso de Fuego de Hígado en personas más Yang o con tendencia al calor. Estas personas no pueden contener su rabia y suelen perder el control.

¿Y QUE PODEMOS HACER CON ESTA EMOCIÓN?

  • Tomarte un "tiempo": contar hasta diez antes de reaccionar, nos permitirá calmarnos.
  • Poner un poco de distancia: se trata de alejarte de la persona o situación que la genera.
  • Expresar claramente el motivo de tu enfado: Identifica que te ha molestado
  • Hacer algo de ejercicio
  • Pensar bien las cosas antes hablar: ten cuidado lo que dices puedes hacer mucho daño y luego sentirte culpable.
  • Identificar soluciones para la situación
  • Hablar en primera persona al describir el problema: "Me siento mal porque........"
  • No guardar rencor: si podemos nos sentiremos mejor
  • Practicar técnicas de relajación

Lo más adecuado, es desconectar de inmediato en cuanto comiences a sentir la tensión y alejarse de la situación, distraerse, hasta que descienda él, y es ahí donde podemos valorar que hacer.

Carolina Alvarez Patiño